Todas las empresas tienen dos tipos de información, la perecedera y la histórica.

La primera puede estar asociada a un producto dependiente de un stock o de unas características técnicas que evolucionan o que cambia con la estación climática, por ejemplo. Una publicación virtual te permite una actualización inmediata de la información de tu producto y con ello el receptor estará siempre manejando la realidad de tu oferta.

La información histórica normalmente está emparejada a resultados o a la difusión del conocimiento y tiene que permanecer de forma segura, ser encontrada cuando se necesite y estar disponible para los nuevos sistemas de información.
Imagina que desde un punto informativo (Internet, wifi, bluetooth…) descargas a tu dispositivo personal una publicación digital interactiva con una ruta turística de una ciudad con fotos, historia de monumentos, restaurantes típicos de la ruta y cómo te mueves en ella mediante transporte público.

Todo puede estar en la ebiblioteca de tu organización.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad y cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir al contenido